Este post es parte de la serie titulada: Noticias

Otros post de esta serie:

  1. Radio y sonidos para ayudar a dormir bebés
  2. ¿Descarga de música o Streaming? el mercado cambió
  3. Afonía en el mar (Current)
  4. ¡Test para saber cómo escuchas!

Los documentales, principalmente los relacionados con el cambio climático y/o la naturaleza no están hechos para mí, al minuto de comenzar casi siempre me siento impotente, estoy llorando a mares, me descompongo -literalmente- aprieto los dientes y el dolor de cabeza es demasiado fuerte.

Siempre me pregunté si la concientización desde la culpa es la mejor de las herramientas. Siempre pienso que ese tipo de documentales es visto por personas conscientes de lo que sucede y que pocas veces llegan a quienes no tienen idea de lo que está ocurriendo. Igual siempre queda algo nuevo grabado, una información que no sabíamos con anterioridad.

De ese tipo de documentales solo dos realmente han hecho efecto en mí, el primero es “Le peuple migrateur” que tiene una banda de sonido exquisita y el otro fue un documental cuyo nombre no recuerdo acerca de los gatos domésticos y el impacto que ejercen en el medio ambiente circundante. Los dos de diversas formas han tenido impacto en mi forma de actuar respecto al medio ambiente.

Cuando escuché hablar de “Sonic Sea”  pensé que debía investigar un poco más de qué se trataba, sonido y océano son temas que uno no puede pasar por alto si te apasiona el sonido. Sin embargo debo confesar que tuve mis reservas, la experiencia del documental “Océanos” fue pésima, documental que esperé por más de un año porque albergaba la esperanza de que fuese tan magnífico como “Le peuple migrateur” pero no se acercó en lo más mínimo.

Así que casi con un ojo cerrado y otro abierto comencé a ver de qué va “Sonic Sea” 

Los océanos son una sinfonía sonora. El sonido es esencial para la supervivencia y prosperidad de la vida marina.
Pero el ruido del océano provocado por el hombre está amenazando a este frágil mundo.

Lo que llamó mi atención de este documental son las personas que participaron en su realización, aquí algunas de las más destacadas desde el punto de vista del sonido:

Christopher W. Clark ingeniero y biólogo fundador y director de uno de los programas más interesante acerca de bioacústica de la universidad Cornell; el programa se llama “Imogene P. Johnson Director of the Bioacoustics Research Program (BRP)” y pertenece al  Cornell Lab of Ornithology Bioacoustics Research Program.

 

George Prochnik director del libro “In Pursuit of Silence: Listening for Meaning in a World of Noise” del cual se realizó un documental que se estrenó este año en 2016.

In pursuit of silence es una exploración meditativa de nuestra relación con el silencio, el sonido y el impacto del ruido en nuestras vidas. Comenzando con una oda a la innovadora composición de John Cage, 4’33 “. In Pursuit of Silence nos lleva a un inmenso viaje cinematográfico por todo el mundo, desde una tradicional ceremonia del té en Kyoto hasta las calles de la ciudad más fuerte del planeta, Mumbai durante la temporada de festivales; instantáneamente nos inspira a experimentar el silencio y celebrar las maravillas de nuestro mundo.

La otra cara de la película es Sting quien musicalizó el documental.

El documental fue transmitido por el canal Discovery Channel este año aquí está completo gracias a un usuario de YouTube: (una pena que no lo pongan a disposición los mismos realizadores – en este caso se trata de un documental que ya fue transmitido-)

Aquí una interesante charla acerca de la polución sonora realizada en el Vancouver Aquarium en Mayo de 2016:

 

Puedes descargar el reporte acerca de polución sonora haciendo click en la imagen:

sonic-sea-reporte

Continúa leyendo la serie: