Este post es parte de la serie titulada: Noticias

Otros post de esta serie:

  1. Un espacio que imita la acústica de 1000 espacios
  2. Radio y sonidos para ayudar a dormir bebés
  3. ¿Descarga de música o Streaming? el mercado cambió (Current)
  4. Afonía en el mar
  5. ¡Test para saber cómo escuchas!

Las descargas digitales de música han caído un 25% en 2016. Mientras que las descargas de canciones digitales pagadas se desvanecen, la transmisión de música aumenta. El streaming de música aumentó un 93% entre 2014 y 2015; en 2016 hubo un aumento del 83% mientras que los videos aumentaron en un 102%.


Cambian las formas de escucha, cambian las formas de compra.

Este año el recuento de descargas de archivos de música paga es el más bajo de los últimos 10 años.


En el mes de junio de 2016 la empresa Apple en su iTune Store ha realizado un experimento para ver si vende más que el año pasado. Introdujo la sección “Great 69 ¢ Songs” canciones que suelen tener un valor de $1.29 dolares las colocan por 69 centavos de dólar.

Como la sección aparece en la parte superior de la tienda digital de iTunes Store al parecer es la única manera de obtener visibilidad en la portada de la tienda si el disco no pertenece al genero de música Pop o urbano. Sin embargo este descuento, aunque puede ayudar a repuntar una canción como éxito del momento, ese éxito no dura más que unas pocas semanas. Después de dos semanas, aunque la canción permanezca en oferta, las ventas comienzan a decaer. Cuando la canción sale de la sección oferta es casi invendible.

Éste experimento realizado por iTunes tiene sus consecuencias, la gente ya no paga 0.99 centavos de dolar que era el precio estándar por una canción, incluso ya no paga 0.69 centavos de dolar.

¿Qué tiene que ver esto con nosotros, los que hacemos música experimental?

La mayoría de los labels que se ocupan de la música experimental siguen apostando a viejas economías: Cd, álbumes de descarga en línea, casetes y vinilos.
Los vinilos siguen siendo productos que dentro de un mercado en decadencia siguen vendiéndose porque son productos que siguen teniendo un valor objetual, la gente los compra por la portada, porque forman parte de su trabajo como DJ, para sacarse fotos y subirlas a las redes sociales. Mientras que con los CDs eso no sucede, ni qué decir con las descargas.

La mayoría de los artistas experimentales siguen apostando a plataformas como Bandcamp, incluso iTunes Store.
Las formas de escucha están cambiando las formas de consumo y si somos ajenos a esto, sitios como Spotify, Tidal, iTunes serán los únicos beneficiados. Que el mercado de las descargas digitales caiga un 25% en 2016 no es algo a lo que debamos estar ajenos.

Si no comienzan a aparecer sitios de streaming pagos relacionados con música experimental, acusmática, arte sonoro, radio arte, etc. Es probable que el mercado de lo “experimental”  que ya es pequeño, tienda a desaparecer o quede estancado entre los que escuchan y le compran música a sus amigos.


Las generaciones cambian y los casetes serán hermosos recuerdos como los discos de 33 revoluciones pero… ¿cuándo fue la última vez que escuchaste uno?


 

Continúa leyendo la serie: