Percepción 1: “Sonido en movimiento”

El sonido es movimiento, sin movimiento no hay sonido. Nuestras vidas cotidianas están plagadas de sonidos, el mundo es un mundo sonoro.

Soundscape1, paisajes sonoros, postales sonoras, ambientes sonoros son algunos de los nombres con los que se define al sonido o a la combinación de sonidos que conforman un entono específico, es decir un ambiente sonoro. Dichos sonidos nos procuran datos esenciales para la supervivencia y el entendimiento del ambiente en el que nos movemos. Las referencias auditivas, nos ubican, nos aportan proporciones de los espacios que habitamos, nos alertan sobre posibles peligros, etc.

El soundscape o paisaje sonoro (nombre que utilizaremos aquí) se remonta a los años 30′ cuando el cineasta experimental alemán Walter Ruttmann2 realiza el film Wochenende (Fin de semana o escapada de fin de semana), este es un film sin imágenes donde nos encontramos con tan sólo la banda sonora que es la que nos cuenta la historia. Wochenende era una película que contaba la transición de un día de trabajo a un día festivo, el domingo al aire libre y la flojera de la vuelta al trabajo para comenzar la semana; es decir lo que nosotros damos en llamar: un fin de semana largo.

 

Escuchar Wochenende – Walter Ruttmann

Libro muy raro acerca de la vida y obra de Walter Ruttman únicamente se pueden encontrar en Alemán. Editarial Taschenbuch – 1989.

Este trabajo fue encargado por Radio Berlín en 1928 y fue entregado por Walter Ruttmann el 13 de junio de 1930. En esta pieza el cineasta empleaba la técnica del Tri-Ergon un sistema de sonido para cine patentado en 1919. El primer analizador de espectros sonoros.

El proceso del Tri-Ergon involucraba grabar sonido en una cinta de película utilizando un método de densidad variable, se utilizaba un micrófono especial en estado sólido sin partes mecánicas que se movieran (también fue llamado Katodophone) y se manipulaba un tubo de descargas eléctricas para poder variar la densidad de la cinta en la que se grababa. Para reproducir la cinta se utilizaba una bocina electrostática. La cinta de cine era dividida en tracks de los cuales sólo era utilizable, para grabar el sonido, el de la orilla. Utilizaban un mecanismo con una rueda movible empotrada en un engrane para evitar las variaciones en la velocidad de la película esto ayudaba a prevenir las distorsiones en el audio.

El Tri -Ergon se basaba en el uso de una celda fotoeléctrica que traducía las vibraciones sonoras mecánicas en vibraciones eléctricas de onda y entonces convertía las vibraciones eléctricas de onda en señales de luz. Estas señales de luz podían ser grabadas ópticamente (es decir con un proceso fotográfico) en la orilla de la película. Otra celda fotoeléctrica era usada para traducir la onda sonora del filme en una señal de luz durante la proyección del film en el teatro. Es decir que este sistema convertía el sonido en luz y el espectador no sólo podía escuchar la pieza sonora sino que podía apreciarla visualmente.

El Movietone fue el nombre que adquirió el Tri-Ergon cuando la empresa Fox lo compró.

Pero volvamos a nuestro primer paisaje sonoro o soundscape realizado por Walter Ruttmann, este buen hombre consiguió relacionar una práctica cinematográfica con la radio, lo que más tarde se diera en llamar, por el compositor y músico francés Michel Chión3: rodaje sonoro, poniendo en evidencia la interrelación entre la forma de contar con sonidos que tiene el cine y la forma de contar con sonidos que tiene la radio.

“La vida cotidiana tiene una banda sonora. Si no la escuchamos, es porque ya estamos acostumbrados a oírla.”  Ramón Pelinski.

Existen una multitud de sonidos a nuestro alrededor que nos relatan historias cotidianas, como así también existen un sin número de sonidos e historias que producimos cotidianamente en cada uno de nuestros quehaceres. Sin embargo pocas personas son las que realmente escuchan estos sonidos, estos paisajes que describen el lugar en el que vivimos y el entorno en el que nos movemos.

Con la llegada del magnetofón y ni que decir de las grabadoras portátiles, estos sonidos dejaron de pasar desapercibidos para comenzar a ser grabados, escuchados y transmitidos como piezas sonoras y fue así como adquirieron valores insospechados tanto en la música como en el medio radiofónico y cinematográfico.

Percepción 2: “Cuando el ruido deja de ser ruido para transformarse en un paisaje sonoro.

Casi todos los sonidos que percibimos en nuestro entorno, salvo contadas excepciones -como ser el sonido del agua o de algunos pájaros-, lo traducimos en ruido. Pero eso que denominamos “ruido” son en realidad sonidos a los que estamos acostumbrados y a los cuales no prestamos atención.

El término paisaje sonoro soundscape deriva del término paisaje terrestre landscape. Los paisajes sonoros están formados por sonidos que describen o dan sentido a un lugar, a un espacio en específico que puede ser una ciudad, una comunidad, una calle, una casa, etc.

Estos sonidos a su vez se conforman o se nutren de las actividades que realizan los habitantes de dicho espacio. Son sonidos que suelen pasar desapercibidos para dichos habitantes ya que están acostumbrados a oírlos y no a escucharlos. El paisaje sonoro puede hablarnos de la situación política, económica, tecnológica, ecológica de un lugar como nos indica la artista Hildegard Westerkamp 4.

“..la idea de que el sonido de una localidad particular (sus tónicas, señales sonoras y marcas sonoras) -al igual que la arquitectura local, sus costumbres y vestimenta-puede expresar la identidad de una comunidad, al punto de que los pueblos pueden reconocerse y distinguirse por sus paisajes sonoros. Lamentablemente, desde la revolución industrial, hay una cantidad cada vez mayor de paisajes sonoros únicos que o bien han desaparecido completamente o se han sumergido dentro de una nube de ruido homogéneo y anónimo que constituye el paisaje sonoro de las ciudades contemporáneas, con su omnipresente tónica: el tráfico.” Barry Truax 5

Barry Truax es profesor de la Escuela de Comunicación y de la Escuela para las Artes Contemporáneas en la Universidad Simon Fraser, donde enseña cursos de acústica en la comunicación y la música electroacústica. Ha trabajado en World Soundscape Project, ha publicado su “manual de ecología acústica” y otros libros acerca de comunicación y acústica donde se ocupa de todos los aspectos del sonido y la tecnología.

Cuando el sonido deja de ser significante para pasar a ser significado.

En lingüística, se denomina significante a la imagen acústica o secuencia de fonemas que, junto a un significado, conforman el signo lingüístico.

Cuando se escucha o se transmite (en el caso del medio radiofónico) un paisaje sonoro, nuestro primer interés está puesto en dilucidar de dónde es ese paisaje sonoro, es decir, ubicarnos y escucharlo a modo de información.

Es poco probable que la gente disfrute del paisaje sonoro por el sólo hecho del sonido en sí sin buscar un sentido de ubicación. En este caso el paisaje sonoro es la imagen acústica de un lugar determinado y nada más que eso.

Sin embargo el paisaje sonoro tiene otras cualidades como ser: su composición acústica. La cual es sumamente compleja y rica en sonidos compuestos que, en su mayoría, no pueden ser identificados individualmente, es decir aislados del conjunto.

La comunicación acústica es el término utilizado por Barry Truax para definir a la ínter disciplina que se encarga de las relaciones y significados que el sonido genera en contextos ambientales. El modelo de comunicación acústica está basado en el intercambio de información.

“En el centro del modelo se encuentra el oyente, porque oír es la interfaz primaria a través de la cual se realiza el intercambio de información entre el individuo y su entorno. El sistema auditivo podrá procesar la energía acústica entrante y crear señales neuronales, pero oír involucra niveles cognitivos superiores donde se extrae la información útil y se interpreta su significado. Oír es algo que se realiza también en múltiples niveles porque puede involucrar varios grados de atención consciente. Normalmente pensamos en oír como un acto que implica siempre atención (listening-in-readiness). No obstante, la mayor parte del tiempo procesamos la información acústica en un plano de fondo, sin concentrar la atención en ello. Esta información provee el contexto ambiental de nuestra conciencia, una ‘base’ persistente y altamente redundante para nuestra conciencia.“No obstante, la audición de fondo es aún un proceso cognitivo complejo, que involucra la detección de rasgos, el reconocimiento de patrones y ‘firmas’ ambientales y la comparación con patrones conocidos…Todos hemos experimentado el reconocimiento e un sonido, como una voz, pasos o una puerta abriéndose, aún cuando no le estemos prestando atención, estos sonidos llaman nuestra atención ya sea porque no nos son familiares o, precisamente, porque son familiares y tienen un significado; a esto lo llamo “oír en estado alerta” Barry Truax.

Barry Truax nos proporciona elementos para analizar y confirmar que la experiencia del paisaje sonoro es fundamental para todas las formas de audición. Nuestra experiencia primaria es afectada por los paisajes sonoros antes que por cualquier otro sonido. Para Barry Traux a partir de dicha experiencia sonora se desarrollan nuestras habilidades cognitivas y de apreciación, con respecto a los demás sonidos.

Percepción 3: “Sentir el Sonido.”

En la película “Tocando al sonido”6 la artista Evelyn Glennie 7 nos habla de cómo los sonidos no sólo se escuchan con los oídos, sino que se sienten a través de todo el cuerpo y que inclusive uno es capaz de poder tocar el sonido.

El sonido principalmente es un fenómeno físico. Su naturaleza física se vio con más claridad después de un sencillo experimento que realizó en 1660 el científico inglés Robert Boyle. Mediante un delgado hilo, Boyle, suspendió un reloj despertador en el interior de un recipiente de vidrio, del que extrajo el aire. El científico esperó el momento en que sonaría el timbre del despertador, y con satisfacción comprobó que el timbre no se escuchó; después dejó entrar un poco de aire y empezó a oír el timbre. Robert Boyle demostró así que el sonido requiere de un medio, de alguna sustancia a través de la cual se puedan transmitir las vibraciones. En definitiva lo que logró Boyle fue descubrir que el sonido se mueve y nosotros podemos sentir ese movimiento.

Vivimos en un mundo de vibraciones.

El mundo que nos rodea vibra, cuando el camión pasa por la calle, la moto da vuelta en la esquina, pasa el metro debajo de nuestros pies, se cierran la puerta detrás de nosotros, el viento golpea contra el vidrio, etc.

Hay algo que se mueve y no sólo son las vibraciones del sonido las que sentimos, sino que un montón de otras vibraciones nos invaden al mismo tiempo.

¿Podemos separar esas otras vibraciones de las vibraciones que producen los sonidos que nos rodean?

¿El paisaje sonoro es el conjunto de vibraciones (las otras y las de los sonidos) o podemos distinguir entre las vibraciones que producen los sonidos y las vibraciones que producen las cosas?

Acusmática es el término que se refiere “que se oye sin ver que causa el sonido”, es decir que se escucha el sonido sin ver la fuente que lo produce. Me pregunto ¿Cómo se llamará al estudio de sentir las vibraciones que emite un sonido sin ver la fuente que lo produce? o mejor aún ¿Cómo se llamará el estudio de las vibraciones que emite un sonido sin oír el sonido?

Hace aproximadamente dos siglos, científicos e intelectuales planteaban el siguiente interrogante:

“Si cae un árbol en el bosque y no hay nadie ahí que lo oiga, ¿Hay sonido?”

Los físicos afirmaban que sí, ya que el sonido consiste en un fenómeno físico que ocurre independientemente de si hay alguien que escuche o no ese sonido. El sonido es el movimiento de moléculas causado por un cuerpo que vibra en un medio que puede ser el agua, el aire, etc. Para los filósofos esto no era así y decían que:

“El sonido es una sensación conocida sólo por la mente del que lo escucha, una experiencia sensorial que los seres vivos relacionan con la supervivencia”

Hasta el día de hoy la discusión continúa ¿Existe el sonido sin nadie que lo reciba?

Podemos afirmar que el sonido es sin duda alguna un fenómeno físico producido por la vibración de un cuerpo, pero también podemos afirmar que el sonido es una sensación fisiológica a la cual responde nuestro cerebro.

Este artículo se publicó en la revista española Sonograma N°4 – 2009


  1Soundscape:
Un paisaje sonoro es un sonido o una combinación de sonidos o las formas que surge de una inmersión en el medio ambiente. El estudio de paisaje sonoro es objeto de la ecología acústica. La idea de paisaje sonoro se refiere tanto a la física acústica medio ambiente, que consta de los sonidos naturales, incluidos los animales y las vocalizaciones, por ejemplo, los sonidos de clima y otros elementos naturales, y sonidos ambientales creados por los seres humanos, a través de la composición musical, diseño de sonido, y otros ordinario de las actividades humanas incluyendo la conversación, el trabajo, y los sonidos de origen mecánico derivadas de la utilización de la tecnología industrial. La interrupción de estos resultados en entornos acústicos contaminación acústica.

2Walter Ruttmann:
Director y Documentalista alemán. Fue pintor dadaísta antes de empezar a cultivar, a partir de 1922, el cine abstracto (Opus 1, 2, 3 y 4). Influido por las teorías de Dziga Vertov, rodó uno de los más ambiciosos e importantes documentales de la vanguardia europea: Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927), descripción impresionista y de brillante ritmo de una jornada berlinesa. En 1929 realizó La melodía del mundo, innovador ensayo de montaje audiovisual. Después de filmar el corto In der Nacht (1931), basado en la música de Schumann, dirigió en Italia su primer filme narrativo, Acero (1933), con guión de Luigi Pirandello. A partir de entonces se alejó paulatinamente de los experimentos de vanguardia, pasando a dedicarse casi exclusivamente al documental. De esta última etapa destacan su colaboración en Olimpiada (1936), de Leni Riefenstahl, y los documentales Mannesmann (1937) -sobre la industria metalúrgica- y Deutsche Panzer (1940) -sobre el avance de las tropas nazis hacia París-. Fue herido mientras operaba como camarógrafo en el frente del Este, y falleció en Berlín poco después.

3Michel Chión:
Compositor y musicólogo nacido en Creil (Francia), en 1947. Estudió literatura y música y en 1970 entró en la ORTF siendo discípulo de Pierre Schaeffer. Fue miembro del GRM (1971-76), y creó obras de música concreta como Requiem (1978), y una serie de melodramas concretos iniciados en 1972 en los que desarrolló originales técnicas de composición. Actualmente es un reputado teórico de la interrelación imagen-sonido, enseña en la Université Paris III y en escuelas de cine, y ha publicado ensayos sobre música concreta, cine y sonido.

 

4Hildegard Westerkamp:
Compositora canadiense y profesora de la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá. Sus composiciones están íntimamente relacionadas con la acústica y el medio ambiente, el paisaje sonoro, el ruido, el silencio. Formó parte del World Soundscape Proyect junto con Barry Truax, así mismo pertenece al Foro Mundial de Ecología Acústica.

5Barry Truax:
Compositor canadiense especializado en las implementaciones en tiempo real de la síntesis granular, a menudo de sonidos grabados y paisajes sonoros. En 1986 desarrolló la primera implementación en tiempo real de la síntesis granular. Hizo la primera obra en síntesis granular hecha a base en sonidos pregrabados, Wings of Nike en 1987 y fue el primer compositor en explorar el área entre la síntesis granular sincrónica y asincrónica en Riverrun, en1986. La técnica en tiempo real sigue o enfatiza en las corrientes auditorías, que junto con los paisajes sonoros hacen parte importante de su estética. Truax enseña música electroacústica, música por computador y comunicación acústica en la Universidad Simon Fraser en Canadá. Fue uno de los miembros fundadores junto con Raymond Murray Schafer del World Soundscape Project.

6Tocando al Sonido(Touch the Sound):
Documental que explora las conexiones entre sonido, ritmo, tiempo, y el cuerpo, a partir de la vida y la experiencia de la percusionista Evelyn Glennie quien nos muestra otras formas de sentir el sonido. Dirección: Thomas Riedelsheimer

 

7Evelyn Glennie:
Percusionista , quien a los 12 años quedó completamente sorda. Es conocida a nivel mundial por sus obras y por la participación con otros músicos de la escala de Jhon Cage, Bela Flek entre muchos otros.