Este post es parte de la serie titulada: Salud y sonido

El efecto del ruido ambiental sobre la salud es una preocupación creciente. Al menos un millón de años de vida saludable (si sumamos el deterioro que sufren las personas por esta causa) se pierden cada año por el ruido relacionado con el tráfico en la parte occidental de Europa.

El ruido se encuentra entre los mayores factores estresantes ambientales de las zonas urbanas del mundo, en comparación con otros factores de estrés (por ejemplo, exposiciones a Humo, dioxinas y benceno), que están disminuyendo principalmente en Europa; la tendencia es que la exposición al ruido aumenta.

Los ruidos y el sistema nervioso central.

Según el estudio de la Organización Mundial de la Salud; la cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte en los países desarrollados y en desarrollo. En todo el mundo, el 12,6% de las muertes Cardiopatía isquémica, 9,6% por enfermedad cerebrovascular y 1,6% por hipertensión Enfermedad cardiaca. Presión arterial alta y altos niveles de lípidos en la sangre, incluyendo colesterol y triglicéridos, son los factores de riesgo principales (biológicos o endógenos) para la isquemia (enfermedad del corazón). Los factores de riesgo endógenos pueden verse afectados por el riesgo exógeno; factores (por ejemplo, nutrición, factores ambientales).

El sistema auditivo analiza continuamente la información acústica, la cual es filtrada e interpretada por diferentes estructuras corticales y subcorticales. La Excitación del sistema nervioso autónomo y del sistema endocrino se asocia con cambios temporales en las respuestas biológicas. A largo plazo, el ruido crónico puede afectar la homeostasis del organismo debido a la desregulación, la adaptación incompleta y/ o los costes fisiológicos de la adaptación.

El ruido se considera un factor de estrés inespecífico que puede causar efectos adversos para la salud a largo plazo.  Los estudios sugieren que personas expuestas a  un ruido constante (altos ruidos del tráfico automotriz o aéreo) tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Como ocurre con los pájaros, ocurre con los niños.

Muchos estudios han demostrado que los pájaros están cambiando sus hábitos de comunicación debido a la polución sonora, ya que las nuevas camadas no logran aprender los cantos habituales.

Más de 20 estudios han demostrado los efectos negativos del ruido en la lectura y la memoria en niños . Las tareas afectadas están relacionadas con el procesamiento central y el lenguaje, como la comprensión de la lectura y la atención. La exposición a ruidos intensos durante los períodos críticos de aprendizaje en la escuela afectan el desarrollo y tienen un efecto permanente en el aprendizaje.

El ruido y el sueño.

La alteración del sueño es uno de los problemas actuales más comunes y, puede tener un gran impacto en la salud y la calidad de vida. Estudios han demostrado que el ruido afecta el sueño en términos de efectos inmediatos (por ejemplo, respuestas de excitación, cambios en el estado de sueño, despertares, movimientos corporales, tiempo de despertar total, respuestas fisiológicas), efectos posteriores (por ejemplo, somnolencia, rendimiento diurno, deterioro de la función cognitiva) y efectos a largo plazo (por ejemplo, trastorno crónico del sueño).

Es necesario, para mantener el rendimiento durante el día, una cantidad suficiente de sueño inalterado.

El organismo humano reconoce, evalúa y reacciona a los sonidos ambientales incluso mientras duerme. Estas reacciones forman parte del proceso de activación integral del organismo que se expresan cambios en la estructura del sueño o aumentos de la frecuencia cardíaca.

El ruido ambiental puede reducir el poder restaurador del sueño por medio de activaciones repetidas (llamadas
fragmentación del sueño). La restricción o fragmentación aguda y crónica del sueño afecta, entre otras cosas, la vigilia del rendimiento psicomotor, la memoria, la creatividad, la evaluación de conductas de riesgo, la detección de señales rendimiento y riesgos de accidentes.

Hay un amplio número de estudios de laboratorio y de campo que proporcionan pruebas suficientes para concluir que el ruido del tráfico perturba el sueño. Recientes estudios epidemiológicos sugieren que la exposición nocturna al ruido del tráfico aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular

Ruido ambiente.

La Organización Mundial de la Salud define  la salud como:

“Un estado en donde las condiciones físicas se encuentran completas, mental y social y no sólo como la ausencia de enfermedad

Esto implica que la molestia inducida por el ruido puede considerarse un efecto negativo en la salud. Las personas molestas por el ruido pueden experimentar una variedad de respuestas negativas, tales como enojo, decepción, insatisfacción, desamparo, depresión, ansiedad, distracción, agitación o agotamiento. Además, los problemas psicosociales relacionados con el estrés, los síntomas de cansancio, malestar estomacal han sido asociados a la exposición al ruido.
Los expertos en salud pública consideran que las molestias graves debidas al ruido deben ser consideradas un legítimo problema medioambiental.

En comparación con otros contaminantes, el control del ruido ambiental ha sido obstaculizado por un conocimiento insuficiente de sus efectos sobre los seres humanos, así como la falta de criterios definidos.

¿Qué sucede en los hospitales?

Durante un tiempo una persona de mi entorno familiar estuvo internada por un mes en un hospital público, recuerdo que lo primero que me contaba al verme eran los ruidos que no lo habían dejado dormir por las noches, pasos, conversaciones, gritos de otros pacientes, ruido de tráfico, música, etc. Los hospitales son uno de los lugares con mayor cantidad de polución sonora.


El ruido excesivo en un entorno de atención de salud no es sólo molesto, estudios han demostrado que afecta negativamente la curación del paciente. Un estudio estadounidense encontró que el nivel de ruido promedio en las salas de hospitalización es cercano a 95 decibeles – 10 decibelios más allá del nivel de ruido en el que la ley federal de los Estados Unidos requiere protección auditiva para la exposición prolongada.


El hospital Humber River Hospital de Canadá es un hospital totalmente digital en donde los arquitectos y los diseñadores trabajaron para limitar el ruido dentro del hospital .

Para esto utilizaron:

Dispositivos personalizados: Trabajador del hospital ya sea médico o miembro del personal recibió un dispositivo digital personal para el trabajo. Esto significa que sólo obtienen información que es relevante para su posición y trabajo. Significa que la comunicación es más directa con menos transmisión de información entre los practicantes. Al racionalizar la entrega de información, el ruido relacionado con las comunicaciones se redujo.

Se eliminaron los sistemas de anuncios generales: Los sistemas convencionales de altavoces o altoparlantes para comunicarse con el personal fueron eliminados y sustituidos por dispositivos digitales antes mencionados.

Actualización del botón de llamada de la enfermera: Un paciente que presiona un botón de llamada para solicitar ayuda puede causar mucho ruido. En un principio el sonido de la llamada y luego la transmisión del mensaje a través de altavoces. Con el nuevo diseño, por medio del dispositivo digital, la enfermera encargada recibe la llamada directamente.
Construcción sólida: Las paredes del edificio del hospital son hormigón prefabricado para ayudar a controlar el ruido. . Detalles como cerraduras de puerta silenciosa y deslizadores silenciosos también mantener el ruido a un mínimo.

Una planificación arquitectónica adecuada de un hospital que considere el ruido, crea un ambiente que promueve una curación más rápida.
Es imposible eliminar todo el ruido, pero se puede minimizar la cantidad generada y esto tiene beneficios.

Algunas formas de reducir el ruido en los hogares.

Distribución:  La forma en la que se encuentran distribuidos los muebles en una habitación incide en la cantidad de ruido que se escucha del exterior e incluso los ruidos provenientes de la misma habitación. Colocar una estantería gruesa contra la pared puede ayudar a amortiguar el ruido proveniente del departamento/casa/habitación contigua, la utilización de alfombras, almohadones y cortinas cambian la acústica del lugar y absorben frecuencias de sonido indeseado. La utilización de maderas y plantas también es conveniente y la reducción de plásticos y superficies planas y duras.

Paneles acústicos o superficies absorbentes: Se pueden utilizar paneles acústicos especiales o realizar unos de forma casera, crear superficies (como el respaldo de una cama) con materiales absorbentes ayuda a reducir el ruido de la habitación considerablemente.

 

 

Sonidos que tranquilizan: Muchos electrodomésticos producen grandes niveles de ruido, es importante considerar este factor al comprar los electrodomésticos que se utilicen en la habitación. Sin embargo la sensación de ruido puede verse disminuida con la adición de sonidos adecuados por ejemplo el zumbido de un ventilador puede aplacar los ruidos más fuertes exteriores (a muchas personas les tranquiliza este tipos de sonidos monótono), o el sonido de una pequeña fuente de agua eléctrica.

Sonidos grabados: Existen muchos dispositivos en el mercado, aplicaciones, páginas de Internet, incluso youtube;  que tienen grabaciones útiles no sólo para ahogar el ruido, sino para calmar e incitar al sueño. Mediante el sonido del viento, el agua, las olas del mar o el ruido blanco.

 

 

Cortinas: La elección de las cortinas adecuadas, por una parte el material pesado absorberá las frecuencias indeseadas logrando separar los ruidos del exterior. Pero también la sensación de ruido diurna está asociada a la luminosidad, hacer la habitación más oscura hace que el cerebro procese sonidos como el del tráfico de otra forma, sin embargo en la oscuridad sonidos más puntuales son percibidos como más fuertes.

 

Ventanas: Aislar ventanas con sellador o “burletes” es una buena iniciativa para controlar el ruido exterior. Las rendijas por más pequeñas que sean son uno de los lugares por donde se filtra una gran cantidad de ruido. 

 

 

Bajar la voz: Para lograr un entorno apacible unas horas antes de dormir es bueno bajar la voz, hablar despacio, esto hace que las personas que tenemos alrededor comienzan a hacer lo mismos. Note como si usted habla despacio automáticamente las personas le hablan en ese tono. Tomar ésto como un hábito antes de ir a dormir y no sólo cuando alguien está durmiendo, es muy saludable.

 

 

(Este artículo se realizó con datos del informe: “Burden of disease from environmental noise – Quantification of healthy life years lost in Europe” de la Organización Mundial de la Salud puede descargar el informa completo AQUÍ)