#Miércoles de Tips

Grabación.

Las buenas grabaciones (tanto así sean grabaciones de voces o instrumentos en un estudio de grabación; como la  grabación de campo – de paisajes sonoros-) dependen principalmente de dos factores importantes:

  • El cuidado en la captura del sonido mediante los micrófonos a utilizar y la colocación de los mismos.
  • Obtener la sensación de espacialidad del sonido que se está grabando.

No importa si te  encuentras en un estudio de grabación profesional o estás grabando un paisaje sonoro en un bosque; contar con varios tipos de micrófonos (desde micrófonos profesionales hasta micrófonos de juguete) para grabar varias tomas del sonido desde diferentes ángulos; puede ser de gran ayuda a la hora de la mezcla. Podrás elegir cuál de todas esas tomas es la que mejor se ajusta a tus necesidades a la hora de lograr un sonido diferente y único.

Grabar bajo estas premisas nos ayuda a producir un efecto de sonido desde la grabación, efecto que podrás enriquecer durante la mezcla.

Por otra parte hacer tomas del ambiente  (también con distintos tipos de micrófonos y desde diferentes ángulos) – sin el sonido particular que quieres grabar- enriquecerá tus posibilidades de juegos de reverberación del sonido.