#Miércoles de Tips

Aunque nos encontremos en el 2015, uno de los mayores problemas sigue siendo la latencia en el audio.
Aquí algunos tips para mejorar el rendimiento de tu computadora a la hora de la edición de audio.

  • Desconectarse de Internet y desactivar redes de Wifi o Bluetooth.
  • Desconectar todos los programas de  spyware y antivirus si es posible (ya que este tipo de programas tiene un gran consumo de memoria RAM) o  dejar la menor cantidad de procesos abiertos posibles.
  • Cerrar otros programas que estén abiertos  (como calendarios, agendas, skype, spotfy, etc) lo mejor es ir al administrador de tareas y verificar los procesos -tanto los que están funcionando en primer como en segundo plano).
  • Desconectar USB que no sean necesarios.
  • Tener actualizados los drivers de la tarjeta de sonido.
  • Si tienes una tarjeta de sonido externa/MIDI o cualquier otro dispositivo externo que vayas a  utilizar, siempre colócalo en el mismo puerto (USB o FireWire) y enciéndelo antes de encender el ordenador.
  • Verifica en tu software que elegiste el controlador correcto.
  • No cargues muchos efectos plugins de audio o utilices varios efectos plugins simultaneamente.
  • Una vez en el programa utiliza la opción de congelar pistas (freezer).
  • Siempre y cuando sea posible colocar los efectos en las pistas de audio y no en los clips de audio.
  • Planifica el uso de efectos (ejemplo: utilizar efectos de reverberación o delay como últimos procesos en el audio que queremos efectar, ojo no siempre dan los mismos resultados, pero sirve tener en cuenta que este tipo de efectos consumen mucha memoria)
    -Siempre que instales un software o plugins en Windows verifica que respondan a la versión de tu ordenador (32bit o 64bits)

Aquí  una herramienta para sistemas Windows que analiza las capacidades de un sistema informático para gestionar los flujos de datos en tiempo real correctamente (la latencia). Este programa puede ayudar a encontrar la causa de interrupciones en el audio y vídeo. Aquí enlace

Finalmente si tu audio comienza a saltar o se corta, ten una libreta a mano, anota los efectos que utilizaste, el orden en el que los utilizaste, el driver que elegiste en el software, el tamaño del buffer. Si solucionas el problema anota cómo lo solucionaste y nuevamente los datos anteriores. Suele pasar que ante una actualización del software o la instalación de algún complemento los problemas de latencia reaparecen.