Este post es parte de la serie titulada: Mujeres y Sonido

Otros post de esta serie:

  1. Sonidos que nunca hemos escuchado antes.
  2. Una flor para Else.
  3. Mujeres y sonido. Los números cambian pero… (Current)
  4. La mujer sin cabeza. Still Alive!

El tema se volvió un tema de conversación y ahí podríamos ver un punto a favor o no porque un tema de conversación es solo eso, un tema. A veces pienso que con las mismas personas con las que hablo acerca de la equidad de género podría estar hablando del clima y coincidiríamos casi en las mismas frases.

Es cierto que hay un  pequeño pequeñísimo cambio respecto a cómo se ve a las mujeres dentro del ámbito de la música y las artes sonoras, un cambio mucho más pequeño respecto a las tecnologías y la ingeniería en audio. Pero ahí están los cambios y hay que reconocerlos para poder avanzar desde allí.

No es que cada vez haya más mujeres ejerciendo este tipo de oficios sino que últimamente se les ha dado y se han dado por sí solas visibilidad.

Sin embargo me parece que el tema sigue estando incompleto. La industria de la cultura y las artes no ha bajado uno o dos escalones en la escala económica este año 2016, ha bajado por lo menos diez.

La mayoría de los artistas/festivales que se encuentran subvencionados de alguna forma por concursos/becas y demás están sufriendo arduamente día a día para poder cobrar.

El artista/profesora/curador/organizador se ha convertido en una especie de cobrador a domicilio, es lo primero que hace al levantarse y lo último que piensa antes de ir a dormir; lejos de la posibilidad de creación y esparcimiento que deberían producir dichos incentivos. Aquí la equidad de género se cumple a raja tabla.

Mirando desde esta perspectiva el tema de visibilidad se torna complejo, dentro de grandes festivales que se encuentran en serios aprietos financieros parecería ser que este año las mujeres tenemos una mayor visibilidad.

¿Qué nos dice todo eso? (no tengo una respuesta a esta pregunta me parece que se necesita un debate más abierto)

Sigo de cerca al colectivo Female:pressure que diariamente trata este tipo de temas (y otros) a través de su lista de correo. Hoy, por medio del colectivo, me llegó una nota de la revista Thump titulada “We Crunched the Numbers and Electronic Music Festivals Still Have a Gender Equality Problem” escrita por

En la nota Rodney Hazard y Anelisa Rosario se tomaron el trabajo de realizar distintas gráficas visibilizando los números. Me parece interesante compartir dichas gráficas porque muestran de manera clara un pequeño paso que hace visible un gran atraso y que me deja pensando acerca de cómo históricamente se suelen dar estos cambios en cuanto a la equidad de género y en qué contexto económico y social suelen aparecer.

 

 

Todas las gráficas pertenecen a Thump

Continúa leyendo la serie: