Este post es parte de la serie titulada: Habitando la Mente

Otros post de esta serie:

  1. Aquí y ahora.
  2. ¿Cómo estás?
  3. Sea siempre un observador (Current)

¿Es posible que siendo lunes usted pueda dejarse llevar por la gravedad?

Para este lunes le propongo el siguiente ejercicio:

  • Quítese los zapatos
  • Siéntese cómodo en una silla o en un banco
  • Mire hacia adelante y ponga su espalda recta
  • Coloque sus brazos a los costados (déjelos colgando)
  • Sienta como el peso de sus manos jalan sus hombros hacia abajo
  • Sienta la gravedad en la que está sumergido todo su cuerpo
  • ¿La siente? ¿Siente como le ocurre lo mismo a sus pies?
  • Ahora, sin salir de esta posición, mire los objetos que hay a su alrededor, todo lo que esté al alcance de su mirada
  • Tómese su tiempo
  • ¿Nota como todo está apoyado sobre algo? ¿Como todo se sostiene para no caer hacia el centro de la tierra?
  • Ahora, sin salir de esta posición, emita un sonido vocal continuo, respire y vuelva a emitirlo
  • ¿Siente como el aire sale de sus pulmones?
  • ¿Siente como transforma la gravedad en este mismo instante? ¿Siente como el sonido transforma la gravedad?
  • Ahora, aplauda
  • Ahora, exhale
  • ¿Lo siente? todos esos sonidos que ha provocado tienen algo en común:
  • NO LOS AFECTA LA GRAVEDAD
  • Usted ha creado algo que está libre de toda gravedad, ha creado algo que no se rige por las interacciones fundamentales de la naturaleza  (La interacción gravitatoria, la electromagnética, la interacción nuclear fuerte, la interacción nuclear débil). Aunque el aire por donde se mueve el sonido sí es afectado por la gravedad, el sonido en sí mismo no está afectado
  • Vuelva a emitir un sonido vocal continuo mientras mira todos los objetos que lo rodean
  •  ¿Entiende lo que sucede?
  • ¿Entiende la forma fundamental en la que usted afecta el mundo en este mismo instante? ¡Está creando algo que contradice las leyes físicas del mundo!
  • Está creando algo irreverente, algo que va en contra de todo lo esperado
  • Ahora, calle
  • Algo que es efímero, que al no tener gravedad no deja huella alguna en el mundo físico de forma natural e instantánea. Salvo la memoria del suceso
  • La memoria otra cosa que no tiene peso, ni volumen, ni masa
  • En el mismo instante que usted ha realizado este ejercicio archivó un registro en su memoria
  • Ha desafiado las fuerzas de la gravedad DOS veces al mismo tiempo
  • ¿Realmente se da usted cuenta de cómo afecta el mundo todos los días, en cada instante?
  • Ahora, prepárese un té, un café, un refresco, un vaso de agua. Libérese de cualquier preocupación que haya tenido antes de este ejercicio. Enséñese a volar

 

Para un inicio de semana elijo compartir un ejercicio nacido en uno de los seminarios de “Habitando el Sonido” basado en un ejercicio de Pauline Oliveros dedicado a  Amelia Earhart llamado “Teach Yourself To Fly”

“Cualquier número de personas se sientan en un círculo mirando hacia el centro. Ilumine el espacio con la luz azul tenue. Comience observando su propia respiración. Sea siempre un observador. Poco a poco permita que su respiración se haga audible. Luego gradualmente introduzca su voz. Las cuerdas vocales vibran en cualquier modo naturalmente. Permita que la intensidad de las vibraciones aumente muy lentamente. Continúe todo el tiempo posible, naturalmente, y hasta que todos los demás estén quietos, observando siempre su propio ciclo de respiración.” Teach Yourself To Fly- Pauline Oliveros – Sonic Meditations.