Los mapas sonoros están siendo utilizados cada vez más tanto por artistas como método para desarrollar una obra, como por instituciones para mostrar los sonidos de un lugar en específico.

Con el tiempo recolecté varios sitios acerca de mapas sonoros de distintas clases y con diversas finalidades, aquí comparto un porción de esa recolección a través del tiempo (hay muchos mapas sonoros cuyas páginas y/o aplicaciones han dejado de funcionar). Por otra parte me interesa compartir no sólo los mapas sonoros, sino algunos contenidos web que son interesantes al respecto.

Acerca de mapas sonoros hay mucho en la web, como yo no soy experta en el tema me parece interesante realizar un recorrido por otras voces que aportan una mirada, algunas veces mas compleja otras más sencilla, acerca de lo que es un mapa sonoro, las formas de abordarlo, su historia, sus singularidades y las posibilidades de realización.

Para comenzar este recorrido es indispensable comenzar con el texto “Cartografiando el sonido” de Juan Gil Lopez presentado en el IV Encuentro Iberoamericano de Paisaje Sonoro realizado en la Fonoteca Nacional de México en 2010.

Si hablamos de mapas sonoros no se puede dejar de hablar del colectivo escoitar.org  su esfuerzo, su pensamiento y su coherente destrucción que en 2016 explica de forma singular cómo al día de la fecha se encuentran muchos de los proyectos relacionados con mapas sonoros. Escoitar.org no sólo durante muchos años fue un referente del tema (a mi entender lo continúan siendo) sino que además sintetiza una historia de procesos, economía, tecnología y conocimiento entorno a un fenómeno que fue mutando en el tiempo.
Para entender que significado tienen hoy los mapas sonoros es interesante adentrarse en la historia de este colectivo.
Aquí la página de escoitar.org en donde de forma poética cierra su ciclo que duró ni más ni menos que una década “Escoitar.org 2006-2016”; aquí el texto de Horacio González Dieguez ¿Quien mató a Escoitar? el cual nos lleva a entender todo el proceso del colectivo.
Horacio González Dieguez fue el creado del PlayerMap; un mashup creado para publicar y compartir grabaciones de campo a través de mapas sonoros.

Pero si hablamos del colectivo desaparecido Escoitar.org tenemos que hablar de un proyecto que permanece en pie y que está generando sonidos desde 2009 “Mapa Sonoru de Asturias” un proyecto creado en 2009 por Juanjo Palacios con el que se pretende descubrir, conservar y difundir el patrimonio sonoro de Asturias. Este proyecto también quiere fomentar el interés por el paisaje sonoro, la escucha activa y la grabación de campo, realizando talleres y creando grupos de trabajo. Juanjo Palacios una persona totalmente accesible y de quien se puede decir sin duda alguna que es un conocedor del tema a profundidad.

La tercer parada es indispensable que se haga en Londres “London Sound Survey” un sitio web muy completo que recoge sonidos de la vida cotidiana de Londres y compilaarchivos del pasado para mostrar cómo el ambiente sonoro de la ciudad fue cambiado. Además el sitio es conocido últimamente por haber creado el primer mapa sonoro del subterráneo de Londres.
El proyecto se llama “The Next Station” en este proyecto se hizo un recorrido por 55 estaciones a través de la red de metro de Londres a lo largo de tres meses; luego se invitó a artistas de sonido, diseñadores de sonido y músicos de todo el mundo para re-imaginar, remixar y reelaborar esos sonidos.

Y si mencionamos a “The Next Station” no podemos dejar pasar de largo el proyecto “Cities and Memory” un proyecto que toma su nombre del libro de Italo Calvino Las ciudades invisibles, que explora cómo las personas pueden experimentar el mismo lugar en formas dramáticamente diferentes. Cities and Memory invita a participar y explorar diversos sonidos de distintas ciudades del mundo y a reimaginarlos por completo. Cuenta con más de 13,000 sonidos repartidos en más 55 países.

Pero salgamos de Europa y demos un recorrido por América Latina uno de los lugares, a mí entender, que está revitalizando la escucha de paisajes sonoros. Uno de los mayores proyectos y más completos es “Mapa Sonoro de Bahía Blanca”, con tecnología basada en el mashup Playermap mencionado anteriormente; éste mapa sonoro da a conocer el paisaje de una ciudad de Argentina (que no es la capital) de la que pocos conocíamos sus sonidos. Una plataforma virtual que tiene como objetivo constituirse en espacio común para la recopilación, concentración, intercambio y distribución de material sonoro mediante su georeferenciación y organización en una base de datos, a partir de una práctica cultural colaborativa, solidaria y de carácter comunitario.

Otro iniciativa interesante es la de la Fonoteca de México “Mapa Sonoro de México”, pequeño mapa de sonidos que cuenta con 380 en este momento pero con miras a crecer.

Seguimos recorriendo proyectos latinoamericanos y es importante mencionar a Audiomapa.org  una Cartografía sonora colaborativa dedicada a compartir, explorar y archivar el paisaje sonoro con un foco en LatinoAmérica.

En Panamá nos encontramos con un reciente proyecto “Resonando. Mapa sonoro de Panamá”

El ministerio de cultura de Perú puso a disposición un mapa sonoro que tiene como eje principal las lenguas aborígenes. “Mapa sonoro estadístico lenguas indígenas u originarias”

Cristina Martí se dió a la tarea de recopilar y actualizar en 2014 una lista de los mapas sonoros disponibles en Internet Mapas Sonoros: un Mashup de sonidos cotidianos”

Otra persona que realizó una recopilación de mapas sonoros en la web fue Brandon Mechtley en 2013 “Sound maps on the web”

Si quieres escuchar sonidos de Japón “Sonic Japan: Studies in Sensory Anthropology”  es el sitio indicado y no aparece en las recopilaciones.

Este blog en Nueva Zelanda realizó una recopilación en 2010 y desde entonces en sus comentarios ha recibido distintas actualizaciones “Sound Maps”

Un excelente artículo acerca de mapas sonoros especializado en  ruido y polución sonora escrito por Antonella Radicchi de la Technische Universität Berlin  “A tentative state of the art of applications for crowdsourced noise- & sound maps”

Otro artículo con un poco más de años pero igual de interesante es el de Jacqueline Waldock publicado en el Journal of Sonic Studies en 2011 “SOUNDMAPPING: Critiques And Reflections On This New Publicly Engaging Medium”

“Nature sound map” un mapa sonoro especializado en sonidos naturales con colaboraciones de distintos especialistas en grabación de campo.

Los proyectos son muchos y seguro han quedado muchos fuera de este post, no pretendo hacer un recorrido exacto sino un recorrido en el que quizás te encuentres con algo nuevo, algo que no conocías y reescuches aquello que ya conocías. Como ocurre cuando caminamos por la calle.

No quisiera terminar sin mencionar dos proyectos que me parecen muy interesantes; el primero se llama “El sonido que habito” que anima a profesores y alumnos de todo el mundo a que documenten cómo suena su colegio, un rincón de su ciudad, un momento especial o su espacio natural favorito.

Y el proyecto diseñado por un colectivo de artistas argentinos “(Contra) La anestesia del tiempo” una intervención sonora concebida para ser escuchada y experimentada durante la marcha en reclamo de justicia y aparición de Jorge Julio López, desaparecido, por segunda vez, el 18 de septiembre de 2006 en Argentina.

Actualizaciones que nos van llegando… (si quieres enviar el link de un proyecto de mapa sonoro para que lo sumemos a este post escribe solrezza@radio-arte.com con el título: Mapa Sonoro)

Ivan Rivelli Pranno nos comparte “Mapa Sonoro de la Comarca Andina” un proyecto colaborativo que busca reconocer en el territorio, los signos sonoros identitarios.

Historical Soundscapes una página con paisajes sonoros históricos de Andalucía. Un proyecto abierto pensado para explorar los paisajes urbanos sonoros históricos de ciudades andaluzas con la ayuda del potencial que proporcionan las nuevas tecnologías, muy interesante!

Abraham Felpeto nos envía  mapasonoro. es un interesante proyecto que plantea hacer un mapa sonoro que sea punto de encuentro del resto de mapas del territorio español, dado que aunque si bien existen numerosos mapas sonoros de diferentes localidades, ciudades y comunidades autónomas, hasta este momento no existía una plataforma en la que poder vincular todos estos mapas en un único lugar para así facilitar el proceso de búsqueda.