Este post es parte de la serie titulada: Mujeres y Sonido

Otros post de esta serie:

  1. Ectoplasma y diseño de sonido.
  2. Sonidos que nunca hemos escuchado antes.
  3. Una flor para Else. (Current)
  4. Mujeres y sonido. Los números cambian pero…
  5. La mujer sin cabeza. Still Alive!
[dropcap letter=”M” shape=”square”]urió Else Marie Pade a los 91 años de edad pionera de la música electrónica Danesa, extraordinaria compositora experimental.[/dropcap]

Se me llenaron los ojos de lágrimas. La veo casi diminuta entre sus cintas de carrete abierto.

Ella fue la primera persona en trabajar con música electrónica en la radio danesa renovando sus sonidos con la música concreta. Mujer en un medio de comunicación haciendo sonar ruidos a través de la radio.

Dice que lo que la acercó a ese tipo de sonidos fue que en su niñez, debido a una larga enfermedad, tuvo que guardar reposo por un tiempo prolongado. Allí descubrió los ruidos, sonidos cotidianos que poblaron su mundo musical.

Las primeras lecciones de música las tomó frente al piano con su madre pero al parecer esto no resultaba y pronto le buscaron un profesor particular, más tarde tomaría clases en la Escuela de Música Popular en la ciudad de Aarhus.

La historia de Else no es fácil. Dinamarca por aquella época no era fácil. Europa en general no era fácil.

Cuando tenía unos 16 años comenzó en una banda de jazz llamada “The Star Blue Band” que tocaba en los bailes y las asociaciones escolares. El baterista de “The Star Blue Band” tenía un hermano que había estudiado música en la universidad y había tomado clases de piano con Karin Brieg, uno de los principales pianistas de la ciudad y profesor en el conservatorio. El hermano del baterista le dijo a Else Marie que ella no podía continuar en el grupo, a cambio le propuso tomar clases de piano con Brieg.

Fue a través de este profesor de piano que entró al movimiento de resistencia danés (Modstandsbevægelsen) un movimiento para resistir la ocupación alemana en Dinamarca durante la Segunda Guerra Mundial.

Al parecer un día Else escupió a una columna de soldados alemanes que marchaban en el centro de la ciudad de Aarhus. Un soldado salió de la fila y corrió tras ella, pero Else conocía la ciudad y se escapó, tomando el tranvía a Klintegården.

Esos fueron sus primeros pasos hacia el movimiento de resistencia danesa. Comenzó distribuyendo periódicos ilegales, recibió entrenamiento en el uso de armas y explosivos, y se unió a un grupo de mujeres en los que figuraba Hedda Lundh1 cuyo objetivo era identificar los cables de teléfono en Aarhus. La idea era hacer volar los cables cuando llegara la invasión británica, dejando a los alemanes sin la red telefónica. Sin embargo, el plan fue cancelado cuando tuvieron lugar los desembarcos de Normandía.

El 13 de septiembre de 1944, Else Marie Pade fue arrestada por la Gestapo.

Fue llevada prisionera al campo de prisión Frøslev2 (Frøslevlejren) fue allí donde Else comenzó a componer; los presos celebran veladas con canciones para mantener el ánimo. Las canciones incluidas en los festejos eran de Pade junto a otras canciones arregladas por Karin Brieg3. Allí, en la prisión, conoció a su esposo Henning Pade, con quien se comunicaba lanzando pedazos de papel arrugado con declaraciones de amor a través del alambre de púas.

Pienso en Else y no puedo evitar pensar en Delia, dos mujeres en lugares particulares de la historia. Cuando estaba haciendo la entrada en Wikipedia de Delia Derbyshire en español escribí:

La ciudad de Coventry fue una de las ciudades que tuvo que ser «sacrificada» por los ingleses en la Segunda Guerra Mundial; esto, debido a que justo antes del bombardeo a esa ciudad se había descifrado el Código Enigma de los nazis y se había interceptado una comunicación del Eje donde se decía que se iba a bombardear la ciudad. Entonces Winston Churchill tuvo que tomar la decisión de evacuar o no Coventry. Si se evacuaba la ciudad, los nazis iban a sospechar que se había descifrado el Código Enigma, y se comprometería la ventaja en la guerra. Finalmente, Coventry fue bombardeada masivamente por los aviones de la Luftwaffe (cerca de quinientos bombarderos) el 14 de noviembre de 1940 y la ciudad fue casi totalmente destruida. Por aquel entonces Delia tenía unos tres años de edad y los sonidos del bombardeo, las sirenas y demás produjeron un impacto muy grande en su vida y en su fascinación por los sonidos electrónicos y abstractos.”

Mujeres en particulares momentos del mundo. Mujeres y sonidos.

Una vez finalizada la guerra Else fue admitida en la Royal Academy of Music primero como pianista y después como compositora.

En 1952 Pierre Schaeffer sonaba en un programa dedicado a la música concreta en la radio danesa (Danmarks Radio), estos sonidos le hicieron recordar los sonidos de su infancia y se puso en contacto con la radio francesa y con Schaeffer a quien mostró parte de sus trabajos.

Inspirada en la música concreta de Schaeffer y en el libro À la Recherche d’une música compuso su primera obra de música concreta: Un día en Bakken (En dag på Dyrehavsbakken).

Su primer trabajo musical completamente electrónico fue “Siete círculos” (Syv cirkler) inspirado por la visita al planetario en la Exposición del 58 en Bruselas. La composición muestra el cielo nocturno con las estrellas y sus movimientos. El trabajo está basado en los trabajos del compositor húngaro György Sándor Ligeti, el serialismo de Pierre Boulez y la puntuación matemática de Stockhausen.

En 1959 se estrenó en la radio danesa la obra “Symphonie magnétophonique” una sinfonía realizada únicamente con sonidos cotidianos que ilustraban los sonidos de un día completo en Copenhague. Pero el programa nunca fue emitido completamente ya que la radio decidió interrumpir la obra con una composición de Schubert.

Trabajó largo tiempo en la radio danesa como productora y en su tiempo libre utilizó los estudios de radio para sus propios proyectos en colaboración con un pequeño grupo de técnicos de confianza e ingenieros de sonido.

La obra de Else Marie Pade es extensa como su vida, vale la pena adentrarse en ella por completo.

Como suele ocurrir sus sonidos cayeron en un intermitente silencio pasados algunos años, pero revivieron con las nuevas generaciones.

Hoy no se fue tan sólo una compositora de música experimental, se fue un pedazo de historia del sonido, del ruido, del paisaje sonoro.

Una flor para Else. Una mirada y los oídos en sus obras.

En un seminario que di el año pasado la presenté tan sólo con su foto, no bastaba decir nada más para conocerla. Mujer bajita, en pantuflas y medias junto a una de sus grabadoras de carrete abierto, arrugada como una pasa de uva. Hermosa con cara de niña.

Aquí dejo el documental realizado por Sofie Tønsberg que documenta la colaboración entre Else Marie Pade y el artista de sonido Jacob Kirkegaard durante la creación de su composición Svævninger. A pesar de una diferencia de edad de 51 años, estos dos músicos electrónicos comparten una muy fuerte pasión y la percepción similar para sonido. La película da una idea de los pensamientos y las discusiones que tuvieron lugar entre Else Marie Pade y Jacob Kirkegaard en el proceso de creación de la obra.

Recomiendo leer las hermosísimas palabras escritas por Jacob Kirkegaard para Else Marie Pade
https://www.facebook.com/jacobkirkegaard/posts/10153331948472742

Svaevninger lilleny h264 from Tobias Moe Hoffmeyer on Vimeo.

 

1 Activa participante de la resistencia danesa.

2Con el fin de evitar la deportación de los daneses a campos de concentración alemanes, las autoridades danesas sugirieron, en enero de 1944, crear un campo de internamiento en Dinamarca. Las autoridades de ocupación alemanas consintieron, y el campamento se erigió cerca del pueblo de Frøslev en el sur-oeste de Dinamarca, cerca de la frontera con Alemania. A partir de mediados de agosto de 1944 hasta el final de la ocupación alemana en mayo de 1945, 12.000 prisioneros pasaron por las puertas de este campamento. La mayoría de ellos eran sospechosos miembros de la Resistencia danesa, comunistas y otros presos políticos. Las condiciones de vida en el campamento eran generalmente tolerables, pero 1.600 internados fueron deportados a campos de concentración alemanes, donde aproximadamente 220 murieron.

3Estas obras fueron lanzadas en CD bajo el nombre: “Songs in the Darkness: Music Frøslevlejren 1944–45” con motivo del 60º aniversario de la liberación.

Imagen de portada: Museo Nacional de Dinamarca – abril de 1945 – Copenhagen


 

Continúa leyendo la serie: