[dropcap letter=”E” shape=”square”]ste 18 de julio, 2015 es el día mundial de la escucha.
Pero ¿Qué es escuchar? ¿Qué significa?[/dropcap]

 

Escuchar es un acto perceptivo.
Estar dispuesto a entender cómo percibimos el mundo que habitamos requiere tiempo, paciencia, trabajo, compromiso, valentía, movimiento.
Llegar a este entendimiento de las percepciones es un proceso circular, que se repite en cada nueva etapa de nuestra vida. Es decir, nunca percibimos el mundo de la misma manera, ni con las mismas herramientas y a medida que caminamos el tiempo; nuestras percepciones cambian con nosotros.

Nuestras herramientas para entender el mundo que habitamos provienen de nuestro cuerpo físico pero también del lugar – geográfico- que habitamos, de nuestra cultura, de nuestras creencias, nuestras experiencias, la época que nos ha tocado presenciar; las costumbres de la sociedad en la que estamos inmersos, las costumbres y creencias de nuestro núcleo familiar, etc.

Nos contamos el mundo a nosotros mismos. En cada acto que hacemos, con cada movimiento, con cada pensamiento.

En este instante tu cuerpo y tu mente están repletos de información, ocupados.

El día de la escucha para mí no es un día más; es importante porque pocas veces un día mundial tiene la característica de dejar de mirar hacia afuera para comenzar a mirar hacia dentro.

¿Cómo te contás el mundo a través de los sonidos? ¿Alguna vez hiciste una caminata y únicamente pensaste en lo que estabas escuchando? ¿Qué estás escuchando en este momento? ¿Qué te está contando el paisaje sonoro que te rodea?

Somos procesos complejos que caminamos por el mundo interpretándolo todo.